Las bodas suelen ser celebraciones multitudinarias que requieren un servicio excepcional que esté a la altura de las exigencias de muchas personas. Por eso, es muy importante tener en cuenta todos los imprevistos que puedan surgir, como por ejemplo un día de lluvia. Para ello, los que optan por celebrar estos actos al aire libre se decantan por comprar una carpa para bodas de exterior como plan B, para una posible jornada lluviosa, ventosa, etc. 

Nuestras carpas para bodas están fabricadas en lona de pvc impermeable, con un tratamiento retardante contra el fuego y resistente a los rayos ultravioleta. Con todas estas características cubiertas nos podemos despreocupar del clima. Porque una boda se puede celebrar en cualquier salón, pero nada es comparable con un enlace al aire libre celebrado en un bonito jardín, donde los invitados pueden pasear y los más jóvenes divertirse en un espacio abierto.

Filtros activos