En los negocios de hostelería, bares o restaurantes, las terrazas constituyen uno de los pilares principales de la recaudación. Tenerlas bien acondicionadas para luchar contra los altibajos que pueda producir el clima, supone garantizar 365 días de uso. Es por eso que muchos hosteleros han pensado en las carpas para bares y restaurantes como una opción económica para acomodar sus zonas de exterior.

El espacio interior que genera una carpa de estructura fija, hace que los  comensales se sienten protegidos sin sentir que están en el interior del edificio. Las carpas para bares están fabricadas con una lona de PVC Tarpaulin de entre 400 y 550 gr por metro cuadrado, totalmente impermeable y con un tratamiento contra los rayos ultravioleta y retardante contra el fuego que aporta un nivel extra de seguridad en caso de accidente.

Filtros activos